El diafragma: el director perfecto

Un article d’Adela Alabama
Si tuviera que elegir el músculo mas importante del cuerpo, no lo dudaría, elegiría el diafragma.
El diafragma es el músculo encargado de la respiración, entre otras funciones. Es el único músculo que puede contraerse de forma voluntaria e involuntaria, a través del sistema nervioso autónomo.
El diafragma es el único músculo que puede contraerse de forma voluntaria e involuntaria, a través del sistema nervioso autónomo
Cuando inhalamos, el diafragma se contrae, los músculos pectorales menores y los músculos intercostales presionan las costillas hacia fuera. La cavidad torácica se expande y el aire entra en los pulmones a través de la tráquea. Al exhalar el diafragma se relaja, adopta su posición normal, convexo hacia arriba, y los pulmones se contraen.

La respiración nos conecta con la vida, con el resto de músculos y órganos del cuerpo y con las emociones; siendo capaz de modularlas.

El diafragma es uno de los integrantes del core en su parte superior. A través de ejercicios hipopresivos y diferentes técnicas de respiración lo fortalecemos.

También estas técnicas son la base del fortalecimiento del suelo pélvico y relajación de los músculos flexores de la cadera.
Todo estos argumentos lo sitúan en un papel protagonista no solo para la vida, sino también para el deporte, el incremento del rendimiento físico e intelectual, la estabilidad lumbar y la prevención de lesiones.
Fumar, estados de ansiedad y en definitiva respirar mal, hacen que nuestra máquina perfecta se estropee.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *