Puro ciclismo

Un article de Laura Máñez.

Este año he asistido al Tour de Francia, una de las tres grandes vueltas del ciclismo profesional. He elegido algunas de las etapas que recorren parte del Pririneo francés. Concretamente la 13ª, 14ª y 15ª  así como el día de descanso en Nimes.

La primera etapa a la que acudo se celebra en la ciudad de Pau. Se trata de una prueba de crono individual de 27 km. Los ciclistas salen uno a uno en orden inverso a la clasificación general.

 

Varios de los factores que me llaman la atención al llegar, y que lo diferencian del resto de carreras a las que hasta la fecha he asistido, son la cantidad de aficionados que se acercan a animar a sus ciclistas y equipos, la diversidad de nacionalidades que puedes encontrar en tan poco espacio y la gran seguridad y protección que la organización dispone, lo cual dificulta el acceso libre y directo a los ciclistas por parte de los aficionados.

Aun así, consigo entrar en el área VIP y puedo ver de cerca cómo se preparan los ciclistas para afrontar esta prueba. Algunos hacen un calentamiento estático en rodillo, otros prefieren rodar libremente y suave por el asfalto. Las altas temperaturas hacen que el calentamiento sea breve para todos. Aunque he viajado sola, allí encuentro amigos y conocidos con los que paso la tarde animando con entusiasmo a mis ciclistas favoritos. El ganador de etapa: un Julián Alaphilippe que entusiasma al público galo.

La etapa del día siguiente es una etapa de altamontaña donde la guinda del pastel la pone el ascenso al mítico Col du Tourmalet, un puerto de 19 km subiendo por la vertiente de Luz St. Sauver con un desnivel positivo de 1.405 m y una pendiente media del 7,47%. Creo que nunca había visto tanta gente encima de la cima de una montaña.

La realidad supera las expectativas puestas. Ambiente increíble, personas venidas de cualquier rincón del mundo. La mayoría de la gente sube andando o en bicicleta. Yo, a falta de bici, decido aprovechar el día para hacer un entrenamiento entre trail running y cronoescalada. El ganador ese día, otro francés, Thibaut Pinot, del Groupama FDJ, que enloquece a los aficionados.

 

 

Lo bueno dura poco dicen, aunque realmente no sé si es esa la cuestión o que todo se hace tan intenso que parece más breve

 

 

La última etapa a la que acudo es la que se celebra entre la ciudad de Limoux hasta la llegada en alto del Prat d’Albis, en la localidad de Foix. En línea de salida, tengo el privilegio de tener una acreditación de acceso VIP con lo que me acerco a saludar a varios ciclistas conocidos y desearles suerte. Una vez dada la salida, marcho al último puerto donde subo andando desde la localidad de Foix, junto con cuatro chicos catalanes, con los que hago amistad en el camino, mientras pasa la animada caravana del Tour. Una de las cosas que más valoro de viajar sola es la cantidad y la diversidad de gente que acabo conociendo y con los que comparto e intercambio experiencias.

Durante la espera cae una tormenta de verano pero el público ni se inmuta y ahí sigue, a pie de asfalto, a pesar de la lluvia. Van llegando corredores, el público enloquece: vítores, pancartas bengalas, pitos, cualquier artilugio es bueno para animar. Varios ciclistas españoles van en posiciones delanteras, pero el gato al agua se lo acaba llevando el ciclista británico Simon Yates, del Mitchelton Scott.

 

Al día siguiente emprendo rumbo a casa, no sin antes pasar unas horas en Nimes tomando un refresco con varios amigos del staff del equipo Bora-Hansgrohe, que suele visitar Mallorca en ciertos períodos del año.

Y es ahí donde, como cada vez que viajo, pienso en la posibilidad de quedarme unos días más. Lo bueno dura poco dicen, aunque realmente no sé si es esa la cuestión o que todo se hace tan intenso que parece más breve. Lo que sí tengo muy claro es que el año que viene volveré, pues he de confesar que el ambiente de puro ciclismo y la franja pirenaica me han cautivado.

 

Eso sí, la próxima vez prometo subir los puertos en bicicleta.

 

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *